Relato – Entrada

Supo que había estado en casa porque había dejado aquella enorme calabaza en la entrada. Amargamente, sonrió. Le encantaba aquel fruto y se daba cuenta de que era su forma de darle afecto. Como los animalillos, le traía alimentos al hogar. Lo que no sabía era cómo hacerle ver que necesitaba verle, necesitaba un abrazo,... Seguir leyendo →

Anuncios

Su padre le dijo que ese cocodrilo lo habían traído los indios y ella, le creyó. Tiempo después, se dio cuenta de que no podía ser, porque allí nunca había habido indios, y se enfadó tanto por el engaño y por su ingenuidad, que quiso dibujar en su memoria cómo podría haber ocurrido. Aquel viejo... Seguir leyendo →

Saquito a la cintura y bolsa más grande a la espalda. Llevan muy poco de comer y beber porque saben que encontrarán mucho en su expedición. La aprendiz está algo nerviosa y también emocionada. ¡Le hacen tanta ilusión estas escapadas con su maestra! Ella se esfuerza mucho y mira atentamente. Aún así, no es capaz... Seguir leyendo →

"¡No subas esas escaleras, que te vas a caer!"Era aún muy pequeña y su instinto era muy agudo todavía. Su cuerpo la guiaba allá donde más fuese a aprender, ya fuese escalando un muro, subiendo unas escaleras o metiéndose por un sitio muy estrecho, dijesen lo que le dijesen."No pongas esa cara de pena, mira... Seguir leyendo →

¿Te apetece leer otros 31 relatos?

Hoy os cuento cómo empecé con mis relatos de manera regular. El pasado adviento, participé en un reto fotográfico. Cada día, un tema. No sentía mis fotos muy especiales así que se me ocurrió un texto, en forma de microrrelato, y al día siguiente se me ocurrió otro, y al día siguiente otro diferente... y... Seguir leyendo →

Nos pasamos la tarde jugando. No recordaba cuando había sido la última vez que había podido dedicarte tiempo y, tras el susto de tu paso por el hospital, no me permití poner más excusas. Excusas del mundo de los adultos y que paradójicamente llamaría infantiles. Juegos que diría que son de niños cuando me hacen... Seguir leyendo →

Relato – Incomprensión

Quisimos escapar de un mundo de incomprensión y en nuestra soledad hallamos la compañía. Nos pinté, mirándonos la una a la otra, el uno al otro, reflejo de lo iguales que éramos, y, a la vez, tan diferentes, el uno del otro, la una de la otra.

Salieron telarañas bajo mis rodillas. Después de aquel baile te acompañé a casa. Sonriente, me diste las gracias y dijiste que ya nos veríamos. Esa noche apenas dormí de la alegría de haberte tenido cerca. A mediodía volví brevemente, casi como por casualidad, al lugar de la despedida, esperando encontrarte, quizá salías a dar un... Seguir leyendo →

Relato – Descanso

He llegado hasta aquí para, al fin, descansar. Fue mucho e intenso lo que recorrí. Ahora dejo ir el tren a mi espalda para, por una vez, quedar quieta. Respiro, observo. Respiro, admiro. Respiro, me acepto. Respiro, dejo de respirar. Descanso.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑