La pila de calcetines por doblar se me estaba haciendo infinita. Necesitaba dormir. No puede ser - Pensaba - ¿De verdad usamos tantos calcetines? - Un rápido cálculo de dos lavadoras de oscuro por semana, es decir, 4 días de calcetines por cuatro en casa, pues sí, muchísimos calcetines... ¡Si al menos fuesen de más... Leer más →

Anuncios

Cerró la puerta. Como tenía por costumbre en los últimos 14 años, echó la llave y se dispuso a irse, sin mirar atrás. Una vez más, enviaría por correo certificado la llave y la lectura de los contadores a su siguiente dueño. No soportaba la idea de reunirse con esa persona en lo que había... Leer más →

Llevaban meses con las obras. El pequeño Ricardo miraba todos los días a través de la valla. Ardía de impaciencia por saber qué iba a ocupar aquella superficie tan grande. Su madre se preguntaba por qué no habrían construido más casas allí, con la falta de viviendas que había. Pusieron primero la hierba y dejaron... Leer más →

Es febrero y ha caído una buena nevada en Madrid. Teresa está absorta mirando sus pisadas en la nieve esperando al autobús. Alguien le da un codazo. ¡El bus! Menos mal que estaba lleno de gente y han tardado en salir todos, si no, se le escapa. ¿Dónde tiene la cabeza? En Suecia, sí, ¿dónde... Leer más →

      Los brotes iban surgiendo de la tierra poco a poco. Aún quedaban heladas por venir, apenas comenzaba enero. Diana Martín paseaba por el pueblo de sus padres en las vacaciones de navidad y se preguntaba qué le traería el nuevo año. Tal como en el campo, ella había estado sembrando con ahínco... Leer más →

Relatos de 2019

2018 fue el año de publicar un relato corto a la semana. En 2019 la propuesta es alargar las historias, y así, publicar un relato más extenso al mes. Empezamos con enero.

Relato – Patio

Era una casa laberíntica, de esas que ha sido construida en etapas, según los recursos y necesidades. ¿No son todas las casas de bisabuelos así? Los niños la van descubriendo como si de un libro de aventuras se tratara. Porque los adultos, esos que la conocen desde siempre, hacen vida en una estancia, ¿la salita?... Leer más →

Si llueve, vamos a la biblioteca. No es el salón de la casa de nuestros sueños pero está disponible, calentita, y, como la casa de nuestros sueños, llena de libros. Si llueve, tanto me sumerjo en el silencio y en la historia que me cuentan las páginas, que ya hasta me apetece que haga mal... Leer más →

Relato – Gemelas

Brotaron bien juntas, a escasos centímetros. Las llamaron las Gemelas. Tuvieron la decencia de trasplantar a las dos palmeras cerca, la una de la otra, en el paseo marítimo. Espera, no. Tuvieron la indecencia de trasplantarlas lo suficientemente lejos, como para no poder tocarse, en el paseo marítimo. Eran muy pequeñas, apenas se veían por... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑